Un belén para las joyas del noroeste

domingo, 4 de enero de 2015

Vecinos de Coca recrean construcciones emblemáticas de la comarca en un colosal montaje que puede verse hasta el día 11

Virginia Gómez (El Norte de Castilla)

Algunos de los belenistas que han colaborado en la creación y el montaje del belén monumental. / Fotografías cedidas por David Rubio

Que Segovia es rica en patrimonio es un hecho indudable. Los miles de turistas que recibe cada año lo confirman. A una ciudad Patrimonio de la Humanidad se suman castillos, palacios, iglesias románicas y otras construcciones emblemáticas repartidas por toda la provincia, sin olvidar elementos que a veces pasan desapercibidos al visitante pero que son joyas representativas de la cultura castellana.


En el noroeste, liderados por el párroco de Coca, Francisco Jimeno Mardomingo, los vecinos de la villa caucense han sacado a la luz algunos de esos monumentos en un colosal belén que ha superado estos días las 4.000 visitas. Es un auténtico homenaje a una veintena de pueblos segovianos que permite, en pequeño, hacer un viaje turístico por la comarca y descubrir plazas, pórticos, ruinas, grutas, fuentes y caños y hasta petroglifos, un refugio forestal o una necrópolis.

En el conjunto trabajaron durante 5 meses unos 20 vecinos, que elaboraron las construcciones con poliespan poliuretano y, fieles a los originales, utilizaron los materiales propios de cada elemento, como las pizarras de Bernardos en el caso de la muralla tardorromana y visigoda. Además, emplearon las piedras y la arena propias de cada municipio y figuras de arte litúrgico cristiano procedentes de un taller de Olot (Gerona). El belén, instalado en la parroquia de Santa María la Mayor, enclavada en la Plaza Mayor de Coca, quedó tercero de zona en el certamen de nacimientos de la Diputación Provincial y forma parte de la ruta de los belenes monumentales del norte de la provincia, en la que participan Nava de la Asunción y las parroquias de Cuéllar, Dehesa de Cuéllar, Fuentesoto, Cantalejo y Riaza.

Francisco Jimeno señala que la obra está causando sensación no solo entre los vecinos de los pueblos representados, sino además entre segovianos de otros puntos de la provincia. Según dice, «Segovia tiene hambre de belenes» y ya se ha formado en ella todo un movimiento de aficionados a estos conjuntos.

Los monumentos
En Coca los vecinos llevan ya muchos años construyendo nacimientos, aunque es la primera vez que dedican uno de ellos íntegramente en la comarca. De ella, a través del belén monumental se pueden admirar el edificio de la casa de villa y tierra, el horno alfarero de los hermanos Murciego y el refugio forestal de Coca; el conocido como ‘Caño del obispo Fray Sebastián’ de Nava de la Asunción, una fuente manierista del siglo XVII; una de las chimeneas de ladrillo de las dos fábricas de resina que existían en Navas de Oro; la fuente y el lavadero de Fuente de Santa Cruz, y los edificios porticados de Santa María la Real de Nieva y Martín Muñoz de las Posadas.

Se puede descubrir también la muralla del cerro del castillo y los originales postes del tendido eléctrico de Bernardos; un detalle de la estación de Ciruelos de Coca; las características paredes de adobe y lajas de piedra mampuesta de las casas y corrales de Juarros de Voltoya; las ruinas de la ermita, la necrópolis y los petroglifos de Domingo García; el potro de herrar de Ortigosa de Pestaño, y las bodegas y la torre del telégrafo óptico de Codorniz.

Del belén se ha editado un DVD para asumir con su venta el coste de los materiales, que asciende a 1.200 euros. En la iglesia, los visitantes aún pueden verlo hasta el próximo 11 de enero todos los días de 17:00 a 20:00 horas.

Fuente: El Norte de Castilla