Restauración de San Antonio de Padua y San Cipriano

miércoles, 11 de junio de 2014

San Antonio de Padua antes y después de la restauración

San Cirpiano antes y después de la restauración

A lo largo de este año 2014 se han restaurado dos imágenes más de nuestro rico patrimonio eclesiástico local: San Antonio de Padua, copatrono de Villeguillo y San Cipriano, patrono de Ciruelos de Coca. 
El coste de la restauración, 1.600 euros en ambos casos,  ha corrido a cargo de los devotos de ambos pueblos y el restaurador Felipe de Frutos Illanas, de Fuentepelayo, que ya ha realizado numerosos trabajos en nuestras parroquias y en toda la Diócesis de Segovia. 
Los trabajos realizados van desde la limpieza de la imagen, retirar capas de pintura, reintegración de partes mutiladas (dedos, peanas), estucado, embolado de las zonas a dorar, reintegración con oro de 22 kts y de policromías y estofados, barnizados…
El tiempo de restauración en ambas intervenciones ha sido de dos meses cada una, y el resultado optimo, o al menos así lo han apreciado los feligreses de ambas parroquias, asombrados por el cambio que se ha producido en ambas tallas.
Estas dos intervenciones se unen a las ya realizadas en años pasados sobre la Corona de la Virgen de Neguillán, patrona de la Villa y Tierra de Coca y de Villagonzalo de Coca  (año 2012) San Roque, patrono de Coca (año 2013) y el Sagrario de Fuente de Santa Cruz, pueblo que tiene en el Sagrario su máxima exaltación y patronazgo con la “Minerva” (año 2013). Todos los grandes Patrones, es decir Santos a los que se encomiendan las parroquias, sus tallas de madera que los representan, han sido restauradas y nos ofrecen en estos momentos su mejor rostro e imagen, algo que también debemos cuidar y tener en cuenta.
Felicitamos al restaurador por todos estos  trabajos  y a los devotos que con su aportación han hecho posible que sus dos patrones brillen no solo por su santidad sino también por su estado patrimonial.

¡Viva San Antonio de Villeguillo!          ¡Viva San Cipriano de Ciruelos de Coca!