Pascua del enfermo en Coca con la celebración comunitaria de la unción de enfermos

martes, 20 de mayo de 2014

Pinchar en la imagen para ver más fotografías de la celebración

El pasado sábado 17 de mayo celebramos en Coca la Pascua del enfermo, una celebración donde se pide especialmente por aquellos que se encuentran en situaciones de enfermedad, vejez o debilidad y que necesitan y piden la oración de la Iglesia.

Ha sido el segundo año que hemos realizado esta experiencia celebrativa y como veis en las imágenes, han sido muchos los que se han acercado a recibir la unción de enfermos. Solemos confundir la extremaunción con la unción de enfermos y cuando uno pide la unción al sacerdote parece que su situación es de máxima gravedad; incluso erróneamente se ha pedido desde las familias administrar la unción cuando el enfermo ya está muerto. Estos casos se debieran evitar, la unción es de enfermos no de muertos. Todos tenemos una responsabilidad en esto, no solo el sacerdote, pues este acude donde se lo solicitan, el no puede saber de la situación de las personas si no se le informa y tiene, de alguna manera, permiso de la familia o de los más cercanos, para celebrar el sacramento de la Unción sobre el enfermo y el anciano que lo solicite.

La iglesia siempre pide por los enfermos de sus comunidades, tenemos que ser todos muy sensibles con estas situaciones de vida tan especiales y con las que tarde o temprano nos vamos a encontrar. ¿Estamos preparados para ello?. Acompañar al enfermo es una escuela muy especial, donde se enseña algo que no enseñan en ninguna parte. Acompañar al enfermo es de bienaventurados y dichosos, así los llama el Señor, y ser redimen muchos pecados con ello. Estar al lado del enfermo humaniza, nos hace más tiernos y sensibles y es una prueba absolutamente necesaria para entenderse un poco mejor a uno mismo. No lo olvides, ayuda al sacerdote a conocer esas situaciones de enfermedad y a acercarse a los enfermos y llevarles al Señor que es salud de los enfermos.