Confirmaciones en Coca 2013

sábado, 9 de noviembre de 2013


La confirmación es uno de los sacramentos que administra nuestra iglesia católica (también celebrado en otras iglesias cristianas). Está considerado entre los sacramentos de iniciación cristiana siendo recibido en segundo lugar (tras el bautismo) o en cuarto (tras la Penitencia y la Eucaristía) en la Iglesia cristiana, sacramento por el que las personas bautizadas se integran de forma plena como miembros de la comunidad. En la Iglesia antigua, el rito se administraba de forma inmediata después del bautismo. En la Iglesia católica apostólica romana a partir de 1600 hasta el siglo XX, la confirmación se aplazó entre los dos y los siete años tras el bautizo del niño. A partir del Concilio Vaticano II se delega más allá, hasta la primera adolescencia. De un modo general en nuestra iglesia se realiza dos años después de la primera comunión, hecho que ocurre normalmente alrededor de los 11 años. 
La confirmación se efectúa mediante la imposición de manos y, en la Iglesia católica, la unción con óleos sagrados. La ceremonia se realiza por el obispo o, en su caso, un sacerdote autorizado. 
La imposición de manos es un rito ya consagrado, se denomina crismación, es decir, unción con el crisma. En latín se denominó mucho tiempo consignatio.