Fiesta de Santa Águeda: tradición, memoria y actualización de nuestra fe

sábado, 9 de febrero de 2013


Una de las fiestas con más popularidad y acogida en nuestras parroquias y pueblos es la fiesta de Santa Águeda, motivo de celebración, de reunión y de concordia entre nuestras gentes, entre nuestras mujeres. El folclore, la dulzaina, el baile, las pastas típicas (hojuelas, rosquillas…), los manteos y capas, las comidas de fraternidad, en general, el colorido de esta fiesta y el gran ambiente de unas mujeres rejuvenecidas por unos días, que dejan atrás gripes y trasteos, alegran las calles, plazas y templos en un tiempo nada apacible, “febrero en las tierras frías y solitarias de nuestra Castilla”. 

Pero la fiesta de Santa Águeda tiene otras muchas caras y significados para el que quiera oír. No solo tiene un carácter festivo, tradicional, folklórico o reivindicativo, sería reducir y minusvalorar el sacrificio y martirio de esta Santa, Virgen y Mártir. Celebramos su virginidad, su martirio y santidad…. y también su estilo de vida, sus ideales, y lo que defendió Santa Águeda en aquel entonces, que tiene que ver mucho con nuestro hoy y lo que quizás también nosotros debiéramos defender. Santa Águeda defendió la libertad religiosa en un mundo como el suyo donde se perseguía a quien no tuviera por dios al mismo emperador romano o a una infinidad de dioses sin aliento. 

Santa Águeda defendió ya entonces el humanismo cristiano en una sociedad donde se admitía la esclavitud y donde mujeres y niños no tenían ni voz ni voto. Santa Águeda defendió y valoró sobre manera, la virginidad entregada al servicio en exclusiva de Dios y de los más necesitados, que también es un derecho y un valor para todas las sociedades. Santa Águeda defendió el valor de la persona humana frente a las riquezas, renegando de su rico patrimonio y su preferencia social. Santa Águeda defendió a la mujer valiente frente al hombre sobrevalorado…. 

Y yo pregunto, ¿nos suena esto que celebramos en la persona de Santa Águeda a algo? ¿acaso, nuestras celebraciones, en muchos momentos, tienen en cuenta la profundidad y riqueza del mensaje de Santa Águeda? ¿ para qué todo el sacrificio, virginidad y martirio de Santa Águeda, si ni siquiera entendemos lo que representó en aquel momento, ni queremos que su estilo de vida presida y acompañe nuestros actos? 

Es preciso que hagamos una seria reflexión sobre su persona y significado. Santa Águeda es una profetisa que alumbró aquel momento y si tú quieres puede seguir alumbrando este.

Enlace a las imágenes: 
El orden de aparición será el siguiente: CIRUELOS, FUENTE DE Sta CRUZ Y COCA