Retablo Mayor de la Iglesia Parroquial de Fuente de Santa Cruz

lunes, 7 de marzo de 2011

El Retablo Mayor de la Iglesia Parroquial de Fuente de Santa Cruz es de estilo barroco. Fue encargado al ensamblador JUAN DE PERRERAS el 8 de marzo de 1693. Anteriormente el día 28 de febrero de 1693, los vecinos de Fuente de Santa Cruz y el ensamblador Juan de Perreras ante el escribano de Segovia Pedro de Velasco hacen una escritura de encargo del Retablo, con las condiciones que tenían que cumplir y la fecha de finalización de dicho retablo que sería antes del día de la Cruz de Septiembre de 1694.
Sin embargo, cuando se aprobaron las cuentas el 21 de noviembre de 1702 se señala que el retablo no estaba terminado a pesar de que se habían pagado varias cantidades.

El 1 de junio de 1706 en una visita episcopal se indica que "se ponga el retablo de que el concexo a echo escriptura a Juan de Perreras, vecino de la ciudad de Segovia y estar informado se merced está acabado dicho retablo, mandó su merced al alcalde, justicia y concexo de este lugar en que dentro de ocho días próximos siguientes vayan por dicho retablo para que sefixe, pena de excomunión merced las sentencias. "Este mandato surtió efecto, pues en 1707 el retablo estaba ya asentado.

Dicho retablo ha sufrido varias modificaciones apreciables respecto a la traza y condiciones que se firmaron el 28 de febrero de 1693 como consecuencia de los retrasos y para ahorrar gastos de talla. Tampoco se sabe el precio final, pero en la escritura estaba ajustado en 12.000 reales de vellón. Las pinturas de las tablas no estaban incluidas en dicho importe y corrían por cuenta de la Iglesia y los vecinos de Fuente. No se sabe el autor de dichas pinturas ni el precio.
La madera utilizada en el retablo no estaba bien seca a consecuencia de ello se han provocado gran cantidad de levantamientos del estrato de preparación en forma de lascas. Las mermas de la madera han provocado falta de adherencia y ahuecado de muchas partes.

Es un retablo tallado en madera conífera, policromado y dorado de estilo barroco. De planta lineal y se asienta sobre bancada de fábrica decorada con casetones y decoración marmoleada. Está formado por banco, un cuerpo con tres calles y ático semicircular. Cuatro columnas salomónicas, de orden corintio, con fuste decorado con racimos de uvas y pámpanos, sostenidas sobre ménsulas, marcan el cuerpo central. Estas columnas separan las tres calles, y sostienen un entablamento partido, decorado con modillones y tarja central. En las calles se distribuyen los encaxamentos laterales con remates de medio punto, enmarcados por molduras de hojarasca, que albergan las pinturas sobre lienzo de S. Pedro y S. Francisco de Asís.
En el centro, en el lugar titular del retablo una hornacina con fondo decorado, alberga una Cruz tallada en madera y dorada rematada a los lados con dos alas exentas.

El ático es un arco de medio punto con un encaxamento central enmarcado por dos estípites y rematado con tarja central y moldura, alberga una pintura al óleo sobre lienzo de la Inmaculada Concepción. En el banco de la calle central queda marcada por un Expositor exento y las calles laterales por dos encaxamentos cuadrados que enmarcan dos pinturas al óleo sobre lienzo relativas a la leyenda de la Santa Cruz.

LAS PINTURAS
En el banco del Retablo hay dos lienzos que representan "La Leyenda de la Vera Cruz".

En el lienzo de la izquierda aparece Santa Elena (madre del Emperador romano Constantino que se convirtió al cristianismo) que tuvo un sueño donde se decía que los romanos habían enterrado la cruz donde fue crucificado Jesús en el monte Gólgota, decide ir a buscarla, la pintura de la izquierda representa el momento del hallazgo de tres cruces, y en el lienzo de la derecha asiste a los milagros realizados por la madera de la Vera Cruz, como la curación de una mujer enferma o la resurrección de un hombre muerto.
San Pedro está representado con túnica azul y manto ocre, en las manos porta un libro y las llaves.

"La Estigmación de San Francisco en el monte de la Verna" San Francisco recibe los estigmas, el Cristo-serafín está crucificado y de sus heridas salen rayos dorados que le llegan al cuerpo de S. Francisco que se encuentra en estado de éxtasis. Se representa siempre con sayal de los franciscanos, apretado a la cintura con un sencillo cordón rústico de tres nudos en alusión a los votos de pobreza, castidad y obediencia.

El lienzo de la Inmaculada representa a María coronada por la Santísima Trinidad rodeada de símbolos que describen su virginal pureza, como son el color azul celeste del manto, y con los atributo : del cielo, sol, nubes, luna, lirio, rosa sin espinas, huerto cerrado, fuente sellada, cedro del Líbano, árbol de Jesé, puerta cerrada, el espejo sin mancha, Torre de David y las 12 estrellas.
La torre de David coloca a María como la mística fortaleza para el cristiano, el huerto cerrado simboliza el paraíso terrestre donde las flores representan las virtudes y el agua la gracia, haciendo énfasis en el sentido de clausura.

Más fotografías enla web del Ayto. de Fuente de Santa Cruz:
http://www.fuentedesantacruz.com/www/iglesia.php

Información facilitada por el Excmo. Ayuntamiento de Fuente de Santa Cruz